¡Llega el Mobile Madness!
15/03/2017
Equipo de la semana Ultimate Team 26
15/03/2017
Mostrar todo

Corría Febrero del 94 y Data East se sacaba de la manga una joya para la eternidad, Windjammers. Su sombra sigue siendo tan alargada que más de 20 años después, y en pleno apogeo del panorama indie, entra en escena Disc Jam, tanto en Pc como en PS4, para algunos el nuevo Rocket League, para otros, la reencarnación de Windjammers. Sea cual fuere la realidad, lo cierto es que Windjammers apareció en Japón bajo el nombre de Flying Power Disc, y como si quisieran hacer un guiño a su fuente de inspiración, High Horse Entertainment, creadores y distribuidores de Disc Jam, se permiten la licencia de tomar prestada hasta la palabra Disc para su título final.

Ahora bien, ¿realmente toma todo prestado de Windjammers? Por desgracia, no todo.

GAMEPLAY:

Disc Jam se trata de un videojuego deportivo, que combina tenis, air hockey, voleyball, lanzamiento de frisbee y el deporte que os de la gana, al fin y al cabo, Disc Jam va de hacer pasar el disco al campo del rival y que este no lo pueda agarrar. Para ello utilizaremos combinaciones, dejadas, supertiros, disparos con efecto, bloqueos etc. Si bien Windjammers se presentaba en 2D lateral, aquí Disc Jam hace uso de una vista vertical, más parecido al de cualquier videojuego de tenis.

Las normas son sencillas, pero por si acaso el juego nos brinda de dos tutoriales, uno básico y otro avanzado para hacernos con las mecánicas, que si bien no son complicadas de memorizar, serán difíciles de controlar en el transcurso de cada partido. Todo esto en inglés, ya que el juego llega sin traducir ni textos, ni voces ni nada, una auténtica pena cuando es escaso el material que habría que haber traducido.

Los partidos se disputan al mejor de 3 sets. El que antes logra llegar a 50 puntos logra un set. El principal aliciente consiste en ver el contador de puntos, que aumenta conforme se van devolviendo disparos. De esta manera, un fallo tras 20 o 25 intercambios de golpes puede suponer perder el set de una tacada.

Se pueden realizar diferentes disparos, con efecto, dejándolas cerquita de la red, haciendo correr al rival hasta la línea de fondo o rebotando con las paredes de la urna en la que se juega el partido. En defensa, tener un botón para arrastrarse en la captura del disco hace que prácticamente todo disco sea parable manteniendo una buena colocación.

El gameplay es bueno, muy bueno, y en eso seguramente coincida todo el que pruebe Disc Jam durante un rato. El problema viene en lo plano y corto que se queda el juego en todo lo demás.

APARTADO TÉCNICO Y CONTENIDO:

A nivel gráfico el acabado es realmente pésimo, a bote pronto y con la boca grande podríamos decir que Windjammers es más vistoso y espectacular. El sonido tampoco brilla, siendo soso y repetitivo. A esto se le suma una alarmante falta de contenido: Menús limitadísimos, una única pista, cuatro personajes, nula progresión del jugador, ausencia de filtros o competiciones online para competir, un sistema incomprensible de recompensas de skins y demás objetos, imposibilidad de cambiar las normas de juego en las partidas privadas (por ejemplo poner una mayor puntuación de partido)…

Obtendremos un trofeo por cada tutorial que realicemos.

OFFLINE-ONLINE:

Disc Jam nos permite jugar 1vs1 o 2vs2, tanto en partida local como online. Como ya apuntaba, la ausencia de un filtro de calidad online hace que nos emparejen con compañeros o rivales con mínimas competencias, lo cual torna el juego en aburrido, excesivamente sencillo o desesperante. El ejemplo más claro es en la modalidad online de 2vs2, en donde nos emparejan con muchos compañeros que se limitan a invadir tu espacio con el fin de devolver cada disco o a quedarse quieto. Abandonar la partida no conlleva ningún tipo de penalización, así como no hay progreso ni aliciente por seguir ganando.

No existe un modo carrera o similar offline. Al juego le vendría como anillo al dedo un elenco de 12-16 personajes y un modo carrera en la que ir eliminando a cada personaje. Lejos de hacer los dos tutoriales para sacarse los trofeos, el Offline queda aún más limitado que el Online.

Los trofeos se pueden obtener rápidamente sin dificultad alguna. Se esperaba un platino como en Rocket League, pero se ve que no han seguido todos los pasos, o al menos Sony no lo ha permitido.

Offline podremos crear una partida privada para jugar a pantalla partida.

CONCLUSIÓN:

Disc Jam ha logrado salir adelante bajo la mano de dos personas, Jay Mattis y Timothy Rapp, y si bien esto no justifica lo pobre que llega a su salida el juego, nos da pistas de por qué no se ha sido más ambicioso en una propuesta impresionante, con un gameplay que de igual manera es impresionante, pero que posiblemente caiga sepultado por lo más sencillo, crear contenido. Y si esto no hace caer a Disc Jam, próximamente tendrá una nueva piedra en el camino, curiosamente, su padre, Windjammers.

Las partidas a dobles serán más frenéticas aún.

  • JUGABILIDAD90%

  • GRÁFICOS40%

  • DURACIÓN85%

  • INNOVACIÓN40%

Nota Final: 6,5

Carlos González Bravo.

Deja un comentario