Artículo de Opinión - Acabemos con la absurda batalla entre FIFA y PES.

Filtrado el primer gameplay e imágenes
26/05/2017
¡Nuevos Jugadores ‘TBT’!
26/05/2017

 

Alguien debería echarle huevos y decir basta.

Basta.

Basta de una guerra absurda de dimes y diretes malintencionados en la que nos cargamos las opiniones de los demás con la más vil de las acritudes. Da vergüenza ajena la constante pelea entre Barcelona y Real Madrid, entre Apple y Samsung, entre Play Station y Xbox y entre tú y yo, separados al parecer por cosas tan efímeras como una maldita marca, separados por ese rol que adoptamos queriendo imponer nuestro gusto o afición por encima del que tiene el vecino.

Que a mí me guste una marca no hace automáticamente peor a la otra marca, de igual modo que el valor de un producto no se puede medir por sus ventas o precio.

FIFA no es mejor que PES por vender más videojuegos. E incluso en el hipotético caso de que FIFA fuera mejor que PES, no lo sería por vender más videojuegos, si acaso ese podría ser un factor esclarecedor sobre qué producto tiene más calidad, pero en sí las ventas no hacen un producto mejor que otro. Un solo tema de Justin Bieber genera más dinero que toda la discografía del 99% de las bandas que existen sobre la faz de la Tierra, y aunque en ventas sea superior el canadiense, eso no lo hace objetivamente superior a cualquier banda de música.

Por eso, sería agradable comenzar a escribir todo esto dejándole claro al lector que sobre la base, FIFA y PES son dos productos que siendo muy distintos, ofrecen algo parecido, o al menos su finalidad es casi idéntica: generar dinero a través de un videojuego que te permita jugar al fútbol en tu sistema electrónico de entretenimiento. Por eso se comparan. Porque sobre el papel buscan lo mismo, y realmente que dos compañías peleen por buscar una misma finalidad de diferente manera, es digno de disfrutar. ¿O acaso os imagináis dos videojuegos idénticos en todo salvo en la marca? ¡Eso sería aburrido! Así pues, démosle las gracias a EA y a Konami por existir. Ellos hacen que todo sea más bonito.

Que si nosotros estamos contentos de que EA y Konami existan, seguro ellas están el doble de contentas de que nosotros existamos. A fin de cuentas hacemos posible que ellas sigan con vida. Somos los consumidores y tenemos el total derecho a valorar. No digo juzgar porque nunca me ha gustado ese término. Dice la frase que juez de malas artes es el que no escucha a las dos partes.

Así que partimos de tres premisas:

  • Objetivamente ninguno de los dos videojuegos es superior al otro
  • Que existan los dos videojuegos es algo muy bonito.
  • Tenemos derecho a valorar a los dos videojuegos.

Llegados a este punto, me gustaría hablar de todos vosotros. De vuestros roles en la sociedad. ¿Acostumbráis a adoptar roles de víctimas o de triunfadores?

Venga, esto es un ejercicio de constructivismo. En el mundo actual no existe ese valor. Hemos desarrollado seres humanos como únicos receptores pasivos de experiencias y aprendizajes, en vez de crear constructores activos de la realidad. Receptores pasivos de experiencias. Tengo un Iphone y todo lo demás es una basura porque yo tengo EL PRODUCTO, el mejor. Pero no nos paramos a pensar que pueden existir otros dispositivos diferentes, incluso ¡mejores!

FIFA es mejor que PES. Porque tengo FIFA. Porque me gusta FIFA. Porque con 9 años me regalaron FIFA. Porque conozco al director de FIFA. Porque a mi padre le gusta FIFA. Porque he leído en Metacritic que es mejor FIFA. Porque mis amigos juegan a FIFA. Receptores pasivos basados en nuestra experiencia.

¿Y qué tal si abrimos el paraguas y salimos a la calle? A otras casas, otras infancias, otros directores, otros padres u otros amigos. O simplemente, ¿por qué no nos colocamos unos prismas desde el que veamos todo de un color diferente?

Vamos a hablar de FIFA y de PES, que es lo que estás deseando. Te importa tres pimientos que hable de sociología, quieres que hable de videojuegos. Hablemos de videojuegos.

En el mundo de los videojuegos existen sagas legendarias. No solamente por ventas, sino por los años que llevan entre nosotros, por el impacto que han generado, por las consolas que han vendido, por lo que representan para la industria y por el valor añadido que se les atribuye. Entre las 10 sagas más legendarias de la corta historia de la industria del videojuego están FIFA y PES.

La saga Pro Evolution Soccer ha vendido la friolera de 100 millones de videojuegos.

La saga FIFA llevaba en 2014 más de 125 millones de videojuegos vendidos.

Se habla de Final Fantasy. De Pokemon. De Super Mario Bros. Sonic. GTA. Call of Duty.

Pero cuando hablamos de FIFA y de PES se nos llena la boca de mierda para desprestigiar. Ya sea a los dos videojuegos, en el caso de que no nos guste ninguno de los dos, o el que no nos gusta. Tened siempre muy claro que cada vez que critiquéis a FIFA o a PES, estaréis criticando a dos auténticas leyendas. Que a lo mejor no nos gusta Final Fantasy, pero jamás se nos ocurriría escupir a una saga tan legendaria. De igual modo, no escupas a FIFA o a PES. Aunque no te gusten. Aunque no te guste el fútbol. Aunque no te gusten los videojuegos.


Voy a hablar Subjetivamente:

Mi primer videojuego deportivo fue FIFA 98. No fue el primero que jugué, pero fue el primero que tuve en posesión. En mi casa. Tenía 9 años y me regalaron una PSX con el FIFA 98. Raúl en la portada. Un videojuego que es en todo su esplendor, Leyenda. Leyenda. No hay otra definición. Cambió un pedazo de la historia, y eso es lo más objetivo que voy a decir dentro de este apartado tan subjetivo.

Vengo de una familia pobre, muy pobre. En mi casa fue un auténtico lujo meter una consola en mi casa. Estuve todo el año con FIFA 98. No jugué a nada más. Me aprendí todos los trucos de aquel juego, incluido el de robarle el balón al portero en el instante previo a que chutara el balón. Para mi FIFA 98 es un pedazo de mi vida. ¿Cómo demonios voy a criticar yo a FIFA? Que no. Que puede que FIFA 17 no me guste (que no es el caso) pero nunca me permitiría criticar a FIFA, si acaso a las políticas que puede tomar EA con respecto al videojuego.

Al año siguiente conocí ISS PRO EVOLUTION. Y algo cambió. Porque no fue un año, como con FIFA 98, fue toda mi maldita infancia hasta FIFA 09 con la saga PES. Haced las cuentas, más de 10 años jugando a PES por uno de FIFA. Empecé a jugar a FIFA 09, FIFA 10, FIFA 11…pero jamás le perdí el respeto a PES, por muy mediocres juegos que pudiera estar sacando al mercado. Había una historia detrás. Durante toda esa generación quemé cada FIFA que salió, a FIFA 11 le metí todas las horas que no hay escritas. Fue apasionante.

Ahora mismo, en la generación actual, juego por igual a FIFA y a PES, si acaso tengo momentos del año en el que juego más a uno que a otro. Me gustan los dos, pero siento que PES conserva una magia y un alma que FIFA nunca ha llegado a tener. La magia y el alma es algo que no se puede ver. Por eso esto lo cuento en este apartado, porque es algo subjetivo. Para mí, PES tiene un aura especial que incluso en el barro le hace brillar.


Voy a hablar Objetivamente:

FIFa y PES tienen ventas históricas parecidas. En los últimos 10 años se ha creado una ligera brecha entre las dos sagas en favor de FIFA, pero son dos videojuegos que están en o superan los 100 millones de unidades vendidas. La generación de PSX fue pareja, la de PS2 fue para PES, la de PS3 fue para FIFA, y la de PS4 no se sabe aún cómo terminará, aunque en ventas es indudable que es para FIFA.

FIFA lidera el mercado. Cuenta con un elenco de modos y opciones aplastante. Un momento, he dicho aplastante, y posiblemente eso haga menos objetivo este párrafo. Pero creo que esa es la realidad. Un online medianamente estable y fiable. Licencias a cascoporro. Innovación año tras año.

PES mejora cada año. Innova, sí, pero innova tras el rastro que deja FIFA. En rostros y modelados parece tocar techo por momentos. La edición crece, al menos en PS4. El Gameplay maravilla, y prometen ir más allá.


Resumiendo, me gustan los dos, aunque me gusta más lo que me produce PES. Eso no me convierte en Pesero, ni en Antififero, esto no son sectas, son elecciones, son gustos, son experiencias, son ilusiones que nos generan cada producto. A mi mujer le apasionan los productos de maquillaje y a mí me parece un aburrimiento todo ese mundo, pero yo no tengo el derecho de ir a donde mi mujer a decirle que los productos de maquillaje que adora son una mierda. A ella le gustan, le aportan, le ilusionan y eso es lo que hace interesante la vida, que existan cosas que nos ilusionen.

Por eso, nunca vayáis a la casa de nadie a decirle que FIFA o PES es una mierda, porque para esa persona ese videojuego tiene sentido, ese videojuego le genera ilusión y ganas de levantarse cada mañana. Que bastante jodida es la vida como para que vengan a decirnos que una de las pocas cosas que nos apasionan en la vida son una mierda.

Por eso basta ya. De creernos jueces de la vida y de cercenar a los demás. Basta ya de generar odio entre una marca y otra. Desearle el mal a FIFA no hará mejor a PES. Y viceversa. De verdad. Que existan los dos es lo más bonito que puede ocurrir. Son más de 20 años de camino en paralelo entre FIFA y PES. Solamente deseo que ese camino no se bifurque. Que sigamos sintiendo que somos niños porque es Junio y dentro de poco podremos jugar a las nuevas versiones de FIFA y de PES. Eso es lo realmente bonito de la vida, que el camino sigue para ellos y para nosotros, que ayer teníamos 8 años, hoy 32 pero seguimos con esa sonrisa tonta en la boca cuando vemos por Twitter lo nuevo filtrado como si se filtrase la sangre por nuestras venas.

Es muy sencillo decir eso es una mierda pero posiblemente tormentoso pararse a reflexionar sobre esas palabras. A lo mejor tienes 14, 16 años y ni siquiera has tocado un Pro Evolution Soccer en tu vida, o a lo mejor tienes 39 y llevas sin jugar un Fifa desde que tenías 23. Dale una oportunidad. Pero no una oportunidad de una tarde. Son videojuegos que necesitan un periodo de adaptación, en especial cuando vienes del otro. Juega durante una semana, y entonces valora si realmente merece la pena. Y en el caso de que no suceda nada, simplemente haz un análisis objetivo. Que un videojuego no te guste no quiere decir que sea malo. Eso es lo único que espero que saques en claro de todo este artículo.

Por eso brindemos hoy que ya casi es Junio. Junio es el mes más bonito para cualquier amante del videojuego, porque en Junio se vende ilusión, el E3 nos hace recuperar la sonrisa que no se nos borraba cuando con 6 años esperábamos la noche de reyes a que nos dejaran los regalos. Nunca jamás desprestigiéis Junio. Porque llegan FIFA y PES. Llegan dos leyendas, a cada cual más imperiosa, a cada cual más convencida de coger un trono y una llave que solo alguien posee: tu ilusión de niño errante.

1 Comment

Deja un comentario