Reportaje PES. - Las 10 mejoras jugables que PES 2018 necesita para ser impecable.

Beta de NHL 18 abierta hasta el 8 de agosto y nuevo trailer
03/08/2017
NBA Live 18 añadirá equipos de la WNBA
03/08/2017

El día en el que Adam Bhatti, Comunity Manager global de Pro Evolution Soccer dijo que Pes 2018 suponía un salto de tres años con respecto a Pes 2017, todos tacharon de excéntrica esa afirmación. Sin embargo, pronto pudimos comprobar que Adam no iba de farol, y ya en el E3 y tras ver los primeros gameplays, Pes 2018 se destapó como un producto muchísimo más pulido que en años anteriores a estas alturas. La confirmación de que realmente ha habido un duro trabajo en el desarrollo de PES 2018 llegó cuando hace dos semanas pudimos probar personalmente la beta online del mismo. Y ahí, comprendimos que aquel farol de Adam, no era más que la antorcha que nos marcará el camino en un futuro que promete ser brillante para la saga.

Desde Gaming Sports, y para enfriar (o quien sabe si para calentar más aún) el Hype, queremos hacer hincapié en los 10 conceptos puramente relacionados con el Gameplay que Konami deberá pulir de aquí a la salida del juego final el 12 de Septiembre o ya de cara a PES 2019 para lograr tener el producto idílico con el que sueña todo videojugador que ame el fútbol. Insistimos en que son apartados puramente respectivos a la jugabilidad y lo que se ve en pantalla durante un partido de fútbol.


  1. Pases demasiado automáticos.

Correcto, existen dos modalidades a elegir como son el Manual y el Asistido, pero hemos de decir que el asistido, es excesivamente asistido, incluso tal y como viene por defecto con el nivel 1 de ayuda en los pases. Ya en el nivel 3, el juego se convierte en un auténtico recital de pases perfectos y con escaso porcentaje de error. De hecho, si el rival comienza a pasar el balón entre sus defensas y su portero, será prácticamente una odisea robar el balón. Por eso, es necesario aumentar la dificultad de los pases en automático al menos a los defensas y portero de cara a evitar este tipo de jugadas que rozan lo inmoral.


  1. Implementar Cansancio.

Un servidor pudo comprobar años anteriores que la barra de Stamina no afectaba a los parámetros de velocidad y aceleración, es decir que un jugador trazaba el mismo recorrido en el mismo tiempo ya tuviera la barra a tope o vacía. De esa manera, tenemos jugadores que se tiran los 90 minutos de juego corriendo sin cesar, algo que resta simulación al juego.


  1. Lograr una buena ambientación.

Este sigue siendo uno de los talones de Aquiles de Pro Evolution Soccer, la ambientación. En pocos momentos da la sensación de estar en un estadio a rebosar de gente, incluso se siente sin alma el sonido y ambiente general de los partidos. Si bien es cierto que este año el público ha ganado en definición y variedad, el conjunto de todo lo que rodea el terreno de juego da la sensación de un producto cutre y sin emoción.


  1. Apartado Gráfico y tecnológico aún insuficiente.

PES 2018 ha logrado eso que no lograron anteriores PES, dar un color verde al césped. Parece una perogrullada, pero le ha costado 5 años conseguir que el césped se vea como el césped que nosotros vemos en Tv. Asimismo, han incorporado desgaste (aunque muy ligero y sin variedad) pero a nivel general, PES 2018 debería ser un producto mucho más sólido en cuanto a iluminación, viveza, colores, desgaste, climatología, porterías, pie de campo, entrenadores, banquillo etc. Por no hablar de las redes, un apartado que merece especial atención ya que lejos de evolucionar, involucionan. Aún quedan grabadas a fuego en la memoria de los jugadores las redes de PES 2011. Si aquel año se logró, ¿por qué no ahora?


  1. Disparos muy limitados.

Vaya por delante que la sensación de golpeo en PES es realmente satisfactoria, se siente que realmente estamos golpeando un balón de fútbol. Sin embargo, las animaciones de disparo así como las trayectorias que el balón sigue se pueden contar con los dedos de las manos. A esto hay que sumar que la potencia de los mismos es excesiva en casi todas las ocasiones, independientemente de que chutemos con un jugador con stats bajos en tiro y potencia o no.


  1. Sistema de Impactos mejorable.

Se siguen sucediendo los choques irreales tras los cuales los jugadores se quedan bloqueados durante un breve instante. La ausencia de un motor de colisiones hace que la mayoría de los contactos se salden con animaciones predeterminadas que ocasionan un bloqueo del pad del jugador que pierde la posesión del esférico, lo cual puede llegar a ser desesperante. En años anteriores era muchísimo más marcado este error, este año se ha reducido notablemente pero sigue siendo muy mejorable.


  1. Animaciones que deben ser erradicadas para siempre.

Incomprensiblemente Konami ha incorporado una cantidad ingente de animaciones nuevas, superior a tres veces las que ya había pero se ha dejado muchísimas por erradicar. Entre ellas está la ‘trucha’ del portero en la que salta a cámara lenta en centros o disparos que van a la escuadra, los pases de puntera totalmente fuera de lugar, los centros de puntera, así como regates que no tienen impacto alguno en el juego al no ser nada efectivos ni visualmente agradables de ver como esa especie de croqueta en el lugar en el que el jugador se pasa el balón en el mismo sitio de un pie a otro en estático y sin opciones de regatear.


  1. 1vs1 de los Porteros.

Los porteros de PES 2018 son los mejores de la saga y posiblemente los mejores que se han visto en un videojuego de fútbol. Aún así, arrastran una enorme carencia en las salidas de 1vs1 y en las vaselinas. Muchas veces se quedan encerrados en la portería mientras el delantero avanza sin oposición hacia ellos, o literalmente se quedan parados cuando el delantero les intenta regatear. En las vaselinas hacen la estatua en demasiadas ocasiones o no son capaces de recular correctamente cuando tienen opción para ello.


  1. Cambio de cursor.

El cambio de cursor no es siempre efectivo, y nos encontramos ante situaciones desesperantes en las que no logramos controlar el jugador que queremos. Según Adam esto lleva tiempo arreglado.


  1. Implementar más animaciones.

Aunque este año se han implementado x3 de animaciones, PES cabalga a remolque como consecuencia de años de no tener un rumbo establecido. Ahora que han encontrado el camino, todo pasa por incorporar animaciones a todos los lances del juego en pos de conseguir un conjunto que brille y que haga desaparecer para siempre los términos Robotismo y PES.


En definitiva, si Konami se centra en los próximos meses en apuntalar estos diez apartados, estaremos seguro ante el producto más brillante en cuanto a jugabilidad que se recuerda. Como no ocurría desde hace más de una década, Konami tiene en sus manos apuntalar el futuro de una saga que parece por fin ha encontrado el rumbo que le hará tocar el cielo con la punta de los dedos, e incluso, acariciarlo.

Carlos González Bravo.

Deja un comentario