PES 2018 – El rey de la jugabilidad
11/09/2017
Requisitos de PC revelados
12/09/2017

Un año más, el videojuego oficial de la Formula 1 aterriza en nuestras consolas pasado el ecuador de la competición. Al igual que en anteriores ediciones, es Codemasters la que se encarga de su desarrollo, y demuestra que tras tantos años detrás de este proyecto no ha perdido un ápice de ambición y entusiasmo. Es más, las ganas del equipo de desarrollo británico son tan grandes que se han asociado junto a Gfinity para celebrar su primer mundial virtual en los eSports. Pero de esto, hablaremos en otra ocasión.

Todas las escuderías están preparadas para el pistoletazo de salida.

Hoy nos toca analizar Formula 1 2017, un videojuego que sin suponer una revolución, sí que presenta todas las credenciales para otorgarnos el poder de afirmar que es sin duda una enorme evolución respecto a Formula 1 2016, el cual nos dejó un buen sabor de boca a pesar de quedar cojo en varias modalidades como el modo carrera profesional.

Una mirada al pasado.

Como en años anteriores dispondremos de todo el elenco de escuderías y pilotos oficiales gracias a la licencia oficial de la FIA. Las diez escuderías con sus veinte pilotos.  Los rostros de estos últimos han ganado en parecido pero siguen sin dar la sensación de naturalidad en especial en los movimientos faciales de la boca. Posiblemente esto quede relegado a un segundo plano cuando Codemasters ha peleado duro por mejorar todo lo que ocurre dentro de la pista.

La jugabilidad ha sido refinada, se han implementado nuevos modos de juego, y la guinda definitiva para los amantes del mundo del automovilismo es la inclusión de monoplazas clásicos. Podremos pilotar hasta doce monoplazas clásicos entre los que destacar el Mclaren MP4/4 que llevaron Ayrton Senna y Alain Prost en el 88, el Renault R26 de Fernando Alonso del 2006 (¡qué tiempos aquellos cuando España entera se paralizaba para ver correr al asturiano!) o el Ferrari F2004 de Michael Schumacher. Este es el listado de monoplazas clásicos incluidos en el juego.

  • 1988 McLaren MP4/4
  • 1991 McLaren MP4/6
  • 1998 McLaren MP4-13
  • 2008 McLaren MP4
  • 1992 Williams FW14B
  • 1995 Ferrari 412
  • 1996 Williams FW18
  • 2002 Ferrari
  • 2004 Ferrari
  • 2006 Renault R26
  • 2007 Ferrari F2007
  • 2010 Red Bull Racing RB6

Podremos rememorar aquellas carreras con Fernando Alonso y su R26 que paralizaron a todo el país hace más de 10 años.

Cambios al volante

El videojuego de Formula 1 nunca ha sido un simulador puro y duro y tampoco lo se ha pretendido. Esto no quiere decir que Formula 1 2017 sea un juego de coches con tendencia a lo arcade, pues logra un equilibrio perfecto adaptándose tanto al que busca exigencia al volante como al que quiere terminar las carreras sin previo ‘entrenamiento’.  Para estos últimos, Codemasters se ha encargado de facilitar la conducción en aspectos como los cambios de marcha, frenada, el control de tracción, trazada, guías visuales…Por otro lado, los más hardcores tendrán la posibilidad de deshabilitar todas las ayudas, erradicar el uso de flashbacks o elegir la dificultad mediante un selector que comprende hasta 110 niveles de desafío. Sí, ¡110 niveles!

Se ha optimizado el comportamiento de cada monoplaza y de paso se ha reajustado notablemente la aerodinámica. Ahora podremos pilotar con más soltura y contundencia. Esto implica una mayor sensación de velocidad en cada curva (el circuito de Suzuka es espectacular) y la sensación al mando o al volante de tener mayor control sobre el monoplaza. Estos han ganado en peso aunque visualmente siguen sin generar un impacto fotorrealista.

Cabe destacar las carreras bajo lluvia, las cuales se vuelven intrépidas y desafiantes ya se juegue con ayudas como sin ellas. Será fundamental controlar cada frenada, el desgaste de los neumáticos, las entradas a boxes y los consejos por radio del jefe.

La importancia de los modos

El objetivo de cada videojuego es alargar su duración al máximo, y en un videojuego de salida anual esta idea cobra aún mayor sentido. Por eso, Codemasters ha trabajado en cada uno de sus modos para tener un abanico lo suficientemente extenso como para que todos encuentren su lugar. El mayor pero que empaña todo esta renovación en los modos es la ausencia de la pantalla partida ya sea offline como online. Y no será por feedback y la demanda anual de los usuarios de Formula 1. Pero al grano, los modos de juego.

Este es el menú principal de F1 2017.

El principal aliciente es el modo carrera profesional, que al igual que en anteriores ediciones constará de 10 temporadas. Las opciones de personalización se siguen quedando escasas. Todo se limita a seleccionar nombre, el rostro, casco y la nacionalidad. Se echa de menos un sistema de escaneo de rostros para poder implementar nuestra cara o incorporar la talla y peso (con su consiguiente impacto en la conducción). Tendremos libre elección de escudería.

El portátil será fundamental y desde él podremos gestionar prácticamente todo. De hecho, ya desde el primer momento tendremos una serie de pruebas que le ayudarán al equipo de ingenieros a recopilar toda la información de cara a ganar puntos de recurso.

Sin lugar a dudas el principal aliciente de este modo es adentrar en las opciones de desarrollo y mejora del monoplaza vía un árbol de investigación muy parecido al que tenemos en cualquier RPG y con el cual podremos ir mejorando hasta cuatro áreas que son motor, durabilidad, aerodinámica y chasis. Damos fe de que es adictivo poder ganar puntos de mejora para aplicarlos en las ya mencionadas 4 ramas y que tendrán un impacto directo en la siguiente carrera.

También será todo un incentivo poder arrebatarle el privilegio de ser el primer piloto de la escudería a nuestro compañero. Para ello habrá que pelear y ser constantes.

Si lo que queremos son modos menos extensos y directos, F1 2017 dispone de los ya míticos modos Contrarreloj y Gran Premio o el nuevo modo llamado Campeonatos, donde tendremos la opción de elegir varios torneos en el que no correremos una carrera al uso y en donde tendremos que asaltar carreras bajo condiciones especiales marcadas por el juego.

En esta carrera especial correremos como Pérez y el objetivo será terminar terceros o mejor en las últimas 5 vueltas.

Si algo nos ha sorprendido ha sido el modo multijugador. Es cierto que en muchas de las ocasiones depende de la colaboración de los demás jugadores, pero hemos podido vivir auténticas carreras de infarto, limpias y con el total respeto de los hasta 20 jugadores que pueden correr simultáneamente. Sin lag ni ningún otro problema técnico asociado a la experiencia online, el multijugador se convierte en una baza fundamental en este F1 2017. Tenemos la opción de apuntarnos a carreras ya creadas o en curso, así como elegir una carrera de muchas vueltas o de pocas, y en última instancia poder crear nosotros mismo una carrera con nuestras propias normas.

Todos en su volantes preparados para la carrera online.

Muy parejo al modo Campeonatos, está la opción Evento. En este caso, empezaremos la carrera en un punto ya predefinido con un objetivo. Por ejemplo, nos encontramos en una carrera en la vuelta 49/53, sextos y a rebufo del quinto. Nos marcan el objetivo de quedar en el podio en esas cinco carreras restantes para el final de la carrera, lo cual supone correr 5 vueltas dando el máximo de nosotros con tal de alcanzar la meta impuesta.

Los gráficos sí importan

Hemos probado Formula 1 2017 en una PS4 Pro y visualmente el acabado es espectacular, en especial el entorno que nos rodea, unos cielos fotorrealistas o la lluvia, más lograda que nunca en un juego de la saga. Los acabados de los monoplazas siguen siendo muy mejorables, por momentos nos dan la sensación de parecer de ‘plástico’. Algunos morros o traseros de los coches no están fielmente representados, pero en general se logra la sensación de sentir el vehículo más real que nunca. Ya en carrera, tenemos una cantidad ingente de datos que nos aportarán información para proceder en las posteriores decisiones que tomemos. Tendremos a nuestro alcance el estado de los neumáticos, la temperatura, el depósito de gasolina o las diferentes partes que componen el coche, mostrándonos las que pudieran estar afectadas. Todo esto acompañado de las órdenes del jefe de equipo, que se escuchan por el micrófono del mando en perfecto castellano. Eso sí, cuando tenemos conectados unos auriculares al mando las voces de los jefes de equipo se escuchan muy bajitas y prácticamente ininteligibles. Nos recomendarán pasar por boxes si algo no va bien.

La iluminación es realmente buena.

Los motores, la lluvia, el asfalto…todo suena realmente potente y cercano a la Formula 1 que vemos en TV o en directo. Es de agradecer el especial mimo que han puesto en lograr el sonido real de todos los coches, incluidos los clásicos.

Conclusiones:

Si te gusta la Formula 1 será compra obligatoria. Si te gustan los videojuegos de Formula 1, será compra obligatoria. Y si por el contrario, no se dan ninguna de las anteriores variables, será recomendable darle una oportunidad a un videojuego que toca techo en la saga a pesar de tener un largo recorrido por delante. Todavía se puede pulir la fórmula, implementar un salto gráfico para colocarlo a la par de juegos como Forza o Drive Club, introducir la pantalla partida, profundizar más en el modo carrera como ya hacen FIFA, NBA Live o NBA 2K contando una historia, así como pulir aspectos jugables y técnicos como el tearing puntual.

Cada carrera será más vertiginosa que nunca.

Codemasters sigue plena de ambición sacando un videojuego adictivo y que entra de lleno en lo eSports con la esperanza de hacerse un hueco en el mundo virtual competitivo. Desde luego, F1 2017 es la mejor trazada posible para empezar con buen pie en los eSports.

  • JUGABILIDAD90%

  • GRÁFICOS80%
  • SONIDO85%

  • DURACIÓN90%

  • INNOVACIÓN80%

 

NOTA FINAL: 8,5.

Carlos González Bravo

Deja un comentario